Historia

Confiteria Torres

El origen de esta confitería se remonta a 1879. Una familia de la aristocracia santiaguina tenía un mayordomo, José DomingoTorres, famoso por su buena mano para preparar mistelas, alfajores, faisanes, civet y otras exquisiteces. Por lo que este afamado cocinero era solicitado en préstamo por otras dueñas de casas amigas de la familia. Llegó a tal extremo esta situación, que el patrón, aburrido de no contar casi ya con sus servicios, decidió instalarle un negocio propio.

La casa que ocupa la confitería Torres era el palacio Íñiguez, construido por los arquitectos Alberto Cruz Montt y Ricardo Larraín Bravo para la familia de Antonio Íñiguez Larraín.
Cliente habitual de esta confitería fue el Presidente Arturo Alessandri Palma. Cuenta el anecdotario que la comitiva presidencial pasó frente al Torres y el Presidente exclamó: “Estoy que me rajo de sed, ando con los fierros calientes”; ordenó que su coche se detuviera y entró a tomarse una caña de chicha.

Para las celebraciones del Centenario de la Independencia en 1910, aquí se sirvió el vermouth de honor al cuerpo diplomático.

La confitería Torres tuvo sin embargo una decadencia que hizo que sus antiguos dueños lo remataran el año 2002. Sus nuevos dueños son los ingenieros comerciales Claudio Soto Barría y Patrizia Misseroni Raddatz. La tarea fue enorme para ponerlo a punto; se demoraron un año y su costo para arreglarlo fue de 500 mil dólares (trescientos millones de pesos). Empezaron en julio de 2002 y se puso en marcha blanca el 8 de mayo de 2004; su inauguración oficial fue en septiembre del 2004.

Conserva a uno de los más antiguos mozos, don José Santos, que lleva más de cincuenta años en el local, y don Belisario Maturana, que trabaja allí desde el año 1984.

El año 2006 se inauguró un nuevo local de la Confitería Torres en el Centro Cultural Palacio de la Moneda, administrado por el cuñado de los dueños, el griego Georgios Libertatos y por Antonella Misseroni Raddatz. Este local es frecuentemente visitado por autoridades.

En diciembre del año 2009 se abrió el Torres de Isidora Goyenechea 2962, cuya inauguración oficial fue el 27 de mayo  de 2010. Contó entonces con la presencia del ministro del Interior don Rodrigo Hinzpeter Kirberg, del presidente de la Academia Mundial del Vino, Mariano Fernández Amunátegui, del alcalde de las Condes Francisco de la Maza y del padre Rigoberto Ramos Bravo, S.J., rector del colegio San Ignacio, quien bendijo el local.

El año 2010, en el contexto de la celebración del Bicentenario, se extendió una invitación especial a este lugar. Tal como se hiciera para el Centenario, se convidó al cuerpo diplomático y se sirvió una copa de jerez. Al evento del Bicentenario no sólo asistieron embajadores, sino también ministros de Estado, el alcalde de Santiago y el presidente de la República.

Hizo uso de la palabra la hija de los dueños, la estudiante de derecho Josefa Soto Misseroni y luego el Presidente Sebastian Piñera, quien brindó con una copa de vino tinto.  A contar de esta fecha se bautizó el sándwich Presidente (Sebastián Piñera), consistente en salmón, queso philadelphia y rúcula (tipo de lechuga).